c Sitios de Interes

Sitios de Interes

CAYO ENSENACHOS

Para aquellos que quieren dejar fuera de todo en un entorno bucólico, sin sacrificar los placeres de la buena comida y servicios de primera calidad. Usted no será decepcionado.
Cayo Ensenachos es una pequeña isla con solo dos vecinos, Cayo Las Brujas hacia el oeste y Cayo Santa María, al este. Hay dos hermosas playas, Playa Megano y Playa Ensenachos.
Cayo Santa María, Cayo Las Brujas y Cayo Ensenachos están conectadas a la isla principal de Cuba

CAYO GUILLERMO

Cayo Guillermo cuenta con una superficie de 13km2 regala al visitante 6 kilómetros de playa de primerísima calidad y dos irrepetibles posibilidades: acercarse a una de las dunas arenosas mas altas del Caribe que en Playa Pilar rebasa incluso los 15 metros y conocer, de primera mano, uno de los escenarios que marcó con fuerza la obra del Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway.
Un extenso y cercano arrecife coralino protege a los Jardines del Rey y los prevee, a su vez de mas de 30 sitios apropiados para la práctica del buceo, una actividad que encuentra aquí un formidable complemento en la ejercitación de otros deportes náuticos, o en realización de múltiples actividades al aire libre y en un entorno natural atrayente y celosamente preservado.

CAYO COCO

En una enorme isla de 370 km2 de extensión, enlazada a tierra firme por una autovía construida sobre el mar de 17 Kilómetros de extensión y cuenta con 22 kilómetros de playas que destacan por las tonalidades verde azulosas de sus aguas y la arena de color blanco crema y de origen coralino.
Otras características que refuerzan su atractivo son la alta diversidad de flora y fauna existente en su vasto territorio, manifiesta en la existencia de mas de 200 especies de la avifauna y unas 340 especies botánicas así como la diversidad de tipos de costa que dibujan su borde litoral en el cual se localizan además de playas arenosas, puntas rocosas, acantilados, esteros y lagunas.

CIENFUEGOS

A Cienfuegos los cubanos la identifican como la perla del sur, o la linda ciudad del mar. Y es que desde su fundación por emigrantes franceses (1819) la entonces colonia de Fernandina de Jagua se distinguió por el meticuloso trazado rectilíneo de sus calles, el buen gusto y el refinamiento. La capital de la menos poblada de las provincias cubanas es una hermosa urbe de cuya arquitectura predomina el neoclásico tardío, que tuvo además el raro privilegio de contar con la tercera de mayor fortaleza construida en la Isla aún antes que en torno a las márgenes de su apacible bahía comenzara a desarrollarse la ciudad que hoy es.
Cienfuegos goza además de una sólida tradición marinera y pone a disposición del visitante no sólo las cálidas aguas de Playa Inglés, Rancho Luna o Guajimico, entre otros sitios apropiados para la práctica del buceo, sino también los encantos naturales del cercano macizo montañoso del Ecambray y la probada eficacia de las aguas minero-medicinales de los cercanos baños de Ciego Montero.

SANCTI SPIRITUS - TRINIDAD

Sus numerosos y reconocidos valores patrimoniales constituyen, sin dudas, el atrativo mayor para cualquier visitante llegado a Sancti Spiritus, una provincia localizada en la porción central de la Isla y en condiciones de ofrecer además otros productos turísticos complementarios vinculados al disfrute de la naturaleza y el mar. Ninguna otra región del país resguarda en sus límites territoriales dos de las primeras siete villas fundadas por el Adelantado español Diego Velásquez: la propia ciudad capital, Sancti Spiritus, y la villa de la Santísima Trinidad de Cuba, esta última declarada por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad.
La bien conservada riqueza arquitectónica distingue a Sancti Spíritus, una apacible urbe que muchos identifican por el vetusto puente de piedras sobre el río Yayabo, de aspecto medieval y único de arcos abovedados construido en la Isla. El puente, además, es paso obligado en el camino a Trinidad, una ciudad colonial aparentemente detenida en el tiempo y encantadora no sólo con notable influencia neoclásica y barroca muy bien conservados, y calles empedradas ricas en tradiciones y leyendas, sino también por la cercanía del mar y la montaña. Topes de Collantes, las alturas de Banao y el norte de Yaguajay, incluyendo los Cayos de Piedras, son nombres que se le harán comunes al visitante interesado en disfrutar de los encantos naturales de este territorio, que por otro lado tiene en la Península de Ancón y sus cayos adyacentes un escenario muy apropiado para el desarrollo de actividades náuticas.

CAMAGÜEY

Extensa y llana como ninguna otra en el país, la provincia de Camagüey posibilita al visitante disfrutar, durante su estancia, de productos turísticos totalmente diferentes, pero igual de atractivos. Conocida también como la Ciudad de los Tinajones por la profusión de sus patios interiores de estas enormes vasijas de barro cocido, su capital Camagüey, fue una de las siete primeras villas fundadas por los conquistadores españoles en la Isla en 1514 y 1515, entonces como Santa María de Puerto del Príncipe. Tierra de eminentes personalidades en todas las ramas del quehacer humano.
Camagüey posee el mayor y uno de los mejor conservados centros históricos de la Isla. Son unas 300 ha. de superficie, de trazado irregular y en las que alrededor de cuatro mil edificaciones, buena parte de éstas del repertorio religioso, tienen valor patrimonial. Un amplio sistema de plazas y plazuelas, cada una con su identidad y peculiaridades, constituye el elemento estructural de la ciudad, única en Cuba construida con una estructura trama que los especialistas definen como el plato roto. Veinte kilómetros de playas celosamente protegidas por la extensa barrera coralina del norte de Cuba, la segunda más grande del planeta, convierten al balneario de Santa Lucía, en un punto de atracción para los amantes del buceo, la pesca de altura y otros deportes náuticos.
Camagüey tiene además en la Sierra de Cubitas, principal grupo orográfico de la provincia, un escenario ideal para los amantes del turismo de naturaleza y aventuras, y en los cayos del norte (Jardines del Rey) y del sur (Jardines de la Reina) dos especiales propuestas para los amantes de la intimidad y la belleza.